BUSCAR PELÍCULA

Acero azul (1989) DVD

martes, 29 de mayo de 2018





















Título original
Blue Steel
Año
Duración
102 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
Guion
Eric Red, Katherine Bigelow
Música
Brad Fiedel
Fotografía
Amir Mokri
Reparto
, , , , ,
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer
Género
Intriga | Policíaco
Sinopsis
En su primera noche patrullando, la agente de policía Megan Turner (Jamie Lee Curtis) se ve obligada a matar a un ladrón durante el atraco a un supermercado, pero es suspendida del servicio cuando no se encuentra el arma del asaltante. Además, a partir de ese momento, Megan se verá acosada por uno de los clientes (Ron Silver) que se encontraba en el establecimiento cuando sucedieron los hechos. 

9 comentarios:

  1. Rodada por la mejor directora de cine de acción que ha dado la industria, (Kathryn Bigelow), tras la joya vampírica de culto, Los viajeros de la noche (1987) e inmediatamente antes de la potente, Le llaman Bodhi (1991) y con una Jamie Lee Curtis en la plenitud de su belleza, nos encontramos con una potente historia sobre la relación que se establece entre una dura agente de policía y un inquietante agente de bolsa que se halla presente cuando, en el transcurso de un atraco en un supermercado dicha agente se ve obligada a matar al atracador. Narrada con pulso y una constante tensión y poseedora de una magnífica banda sonora, nos encontramos ante un gran thriller dotado de esa turbia atmósfera inherente a prácticamente toda la filmografía de esta directora. Absolutamente recomendable.

    Crítica de: tiznao madrid (España)

    ResponderEliminar
  2. Esquemática y lineal en demasía, pero muy buena peli. Tienes una lista impresionante de pelis Oscar, algunas de ellas memorables. Gracias. Nelson.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nelson, espero que sigas disfrutando de este espacio de cine.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Parafraseando a Chauncey Gardiner (Bienvenido Mr. Chance. 1979): "En un jardín suelen haber rosas, petunias, claveles, orquideas,.....pero a veces también aparecen cerrajas", como es el caso, dentro del precioso jardín de Oscar..
    Es un ejemplo de ese cine mainstream de los 80, suma de estereotipos, vamos como las series y pelis de hoy en día, jeje. Buena ejecución técnica del producto pero no te pares a pensar en el guión pués hace aguas por todos lados. Por no hablar de ese típico malo malísmo psicópata que por mas que le pegan tiros, atropeyan, etc., es como las malas hierbas.
    Me encanta el hecho de ver a un Clancy Brown simpático y atractivo, en contraposición del odioso capitán Hadley de "Cadena perpetua" o del feo y temible El Kurgan/Victor Kruger de "Highlander".

    ResponderEliminar
  4. Tediosa y decepcionante. Algo comprendí de la motivaciones de la protagonista para hacerse policía pero, en cambio, sobre por qué el psicópata actuaba así, por qué su obsesión, acaso poseído por algún demonio, o miembro de alguna secta. En fin, eso si, me agradaron varias escenas por su calidad fotográfica pero es de las películas que jamás volvería a ver. Seis de 10.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cine norteamericano en particular siempre tiene un trasfondo de orden psicoanalítico que justifica las conductas de los personajes y cuyo nivel suele estar ad hoc con el de la película. Por tanto en este caso el móvil de conducta de los dos protagonistas (victima/acosador) es típico y tópico. Me explicaré:
      Megan Turner:
      Hija única con conflicto paterno-filial arquetípico: Deseo de aceptación y admiración paterna no satisfecho, necesario para afirmar su ego y autoestima, resultando una dependencia emocional típica (por eso le perdona cuando él se hace el mártir en la escena del coche juntos). Esto lo intenta reequilibrar con el resto de sus relaciones sociales, esto es, las laborales y las afectivas. De esta forma busca un trabajo de respeto y admiración social (uniforme y arma = respeto, admiración y poder, “Blue Steel”), a la vez que se nos presentan las figuras masculinas típicas a las que se enfrentan las mujeres, a saber : 1- El padre: Roll que simboliza seguridad y fuente de admiración que sacia la autoestima, cosas que se buscarán en la relación con otros hombres como imágenes especulares de la paterna. 2- El jefe: Dictatorial, incomprensivo y castrador. 3- El chico que le presenta la amiga: Marca el estándar masculino que para reafirmar una personalidad insegura desea ser macho cazador, por eso cuando conoce el trabajo de ella se siente inferior y recula. 4- Eugene Hunt: Un bróker de Wall Street, la imagen del triunfo en los 80, símbolo del poder económico, galante, cortes y a priori seguro de sí mismo, narcisista a diferencia del anterior, pero con las mismas carencias. Megan lo toma como arquetipo, plasmándose en la escena de su sueño: el volar representa el sumun o el cenit de la autoestima y él es quien la eleva como figura protectora y de seguridad, por eso la sujeta de la mano, y el hecho de soltarla y caer representa sus miedo e inseguridades, de nuevo el rechazo paterno, dibujando su personalidad. 5- Nick Mann: El príncipe azul. Guapo, masculino, seguro de sí mismo, compresivo, protector, pero supongo que el hecho de que la peli esté dirigida por una mujer hace que sea la protagonista sola la que tome las riendas del desenlace final como heroína que determina su propio destino. Eso sí con happy end made in Hollywood al lado de este príncipe azul. Otra vez el “blue Steel”.
      Eugene Hunt:
      En cuanto al móvil de su conducta psicópata algo se pretende explicar en la escena en la que está haciendo ejercicio y oye voces, mostrándose así una personalidad enferma. Pero la causa la empezamos a intuir en la escena del atraco, concretamente en la forma en que mira a la policía disparando, esto es, la fuente de tremendo poder que le transfiere esa imagen. Una necesidad de poder propia de una personalidad definida por la inseguridad entre otras cosas. Seguramente este sujeto fue un niño hiperprotegido por su madre lo que determinó para empezar su alto nivel de inseguridad, a lo que se sumó la fuerte presión social que le enfatiza su necesidad de ser triunfador de varias maneras, como a nivel laboral, personal, material y sexual. Precisamente todo esto se ve en la escena de su cita al llegar a la puerta del edificio donde vive Megan y esta le invita a subir, ofrecimiento implícito sexual que él declina pues se siente inferior, inseguro de estar a la altura e inmediatamente suple o equilibra esto reforzando su ego a través de experimentar el poder de usar el arma y matar. Arma que debemos ver como un símbolo fálico, teniendo en cuenta que el falo es el baremo que la sociedad otorga al varón para llegar a ser triunfador como macho cazador, símbolo de poder en su dureza y tamaño, en definitiva, el sable de acero del guerrero, lo cual nos remite de nuevo al título de la película.

      Eliminar
    2. Hola Fernando, interesante disertación....


      Saludos.

      Eliminar
  5. Volvi a verla despues de mucho tiempo.
    Siempre me gusto.
    Gracias

    ResponderEliminar

Comentario sobre esta película...