BUSCAR PELÍCULA

El último gángster (1937) DVD

viernes, 22 de diciembre de 2017





















Título original
The Last Gangster
Año
Duración
81 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
Guion
John Lee Mahin (Historia: William A. Wellman, Robert Carson)
Música
Edward Ward
Fotografía
William H. Daniels (AKA William Daniels) (B&W)
Reparto
, , , , ,, , , , ,, 
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Cine negroDrama | CrimenMafiaDrama carcelario
Sinopsis
Tras diez años en la cárcel, un antiguo capo de la mafia (Edward G. Robinson) queda en libertad, pero le resulta muy difícil adaptarse a los nuevos y cambiantes años 30. 

3 comentarios:

  1. Magnífico thriller clásico dirigido por el poco conocido realizador Edward Ludwig donde los claros ecos de la vertiente del cine negro –y de la literatura– “crook story” (historia narrada desde el punto de vista de los delincuentes), del drama carcelario y del melodrama se aglutinan de forma admirable.

    Con un ritmo ajustado y una modélica continuidad interna durante todo su metraje (salvando una elipsis temporal en un secuestro que, en mi opinión, debería haberse presenciado), el film nos va diseccionando la personalidad de un gánster –impresionante Edward G. Robinson–, desde su presuntuosa y visionaria forma de entender la vida, pasando por la obsesiva inclinación en perpetuar esa forma suya de vivir en la figura del hijo que ha nacido y que apenas conoce, hasta su reaparición, en un mundo que ha evolucionado y que ya le es ajeno, como un hombre triste, envejecido y derrotado, solo redimido, en su final, por el amor a ese hijo ya casi adolescente, el único ser que verdaderamente sabe que ama desinteresadamente y al que no puede ni ha podido disfrutar.

    El film posee, en muchos aspectos, una evidente estética expresionista, predominado los espacios cerrados o nocturnos, y donde la violencia –explícita y brutal– en unas ocasiones, y el miedo en otras, determina el comportamiento de todos los personajes, muy bien interpretados –aparte del portentoso Edward G. Robinson– por un joven James Stewart y por una atractiva Rose Stradner entre otros actores de lujo como John Carradine y Lionel Stander.
    Y el tiempo narrativo ocupa un amplio margen: diez años. Es el tiempo que dura la presentación del personaje, la dura condena –física y psicológica– que debe cumplir y su expiación final en busca de un futuro que no existe.

    Mención especial habría que otorgar a dos largas y memorables secuencias: la de la tortura del protagonista y de su hijo para que confiese el primero el lugar donde resguarda su botín y la del deambular nocturno de padre e hijo por el campo bajo la lluvia hacia la casa familiar que nunca ya será la de nuestro hombre.

    Una película, en fin, que por su calidad merecería más amplio conocimiento ya que roza o supera la altura de films del presente género más considerados y en la memoria de todos.

    Crítica de: Luis Ángel Lobato Valladolid (España)

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo: gracias por compartir con todos tan buen material. Te deseo unas muy felices fiestas.
    Minuelito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Minuelito, espero que sigas disfrutando de este espacio de cine y te deseo una feliz navidad y próspero año nuevo 2018.

      Saludos.

      Eliminar

Comentario sobre esta película...