BUSCAR PELÍCULA

Las aventuras de Marco Polo (1938) HDtv

domingo, 25 de junio de 2017






( Estreno clasicofilm )














Título original
The Adventures of Marco Polo
Año
Duración
104 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Director
Guion
Robert E. Sherwood (Historia: N.A. Pogson)
Música
Hugo Friedhofer
Fotografía
Rudolph Maté, Archie Stout (B&W)
Reparto
, , , , ,, , , , ,, 
Productora
United Artists / The Samuel Goldwyn Company
Género
Aventuras | BiográficoSiglo XIII
Sinopsis
Relato que narra los viajes del aventurero Marco Polo, que viajó hasta Asia desde Italia descubriendo numerosas culturas. En Pekín conocerá la pólvora y se enamorará de la hija del emperador Kublai Khan.

1 comentario:

  1. Típica película de aventuras del Hollywood de los años 30, a cargo de Gary Cooper, personificación del héroe por excelencia (con permiso de Errol Flynn, naturalmente).

    Ni que decir tiene que lo que se cuenta en la película tiene muy poco que ver, por no decir nada, con la vida y hazañas del célebre viajero y comerciante veneciano Marco Polo, salvo que viajó hasta China y que hizo muy buenas migas con el emperador mongol Kublai Khan. Lo demás es una aventurita doblemente exótica (por su lejanía en el tiempo y en el espacio) en una China totalmente fantasiosa que no responde tampoco en nada, o en casi nada, a lo que conocemos sobre aquel país y aquella época, ni siquiera a lo que el auténtico Marco Polo nos contó en su célebre "Libro de las Maravillas" por el que es conocido. Probablemente los guionistas de la película no se molestaron siquiera en hojear ese libro, y, partiendo de tres o cuatro tópicos, dejaron rienda suelta a su imaginación.

    De hecho, el Pekín que vemos aquí (totalmente de cartón piedra, eso sí muy vistoso) está construído a base de toda la parafernalia orientalizante típica del cine de serie B de la época (en la que no falta ni el pérfido visir árabe salido de las Mil y una noches -naturalmente interpretado por Basil Rathbone- con un foso de tigres en sus aposentos donde arrojar al héroe). Es decir, no se limita a introducir elementos pseudochinos, sino de toda Asia en general. Un amigo me dijo hace tiempo que la película le recordaba al Capitan Trueno; disiento, la China del Capitán Trueno, igualmente irreal, era muchísimo más convincente que ésta.

    La figura de Marco Polo no es, pues, más que una mera excusa para rodar una historia de aventuras al uso, y nada más. Lo cual por supuesto no tendría más importancia si nos encontráramos con una película entretenida repleta de exotismo, aventura, humor, intrigas, amoríos, luchas, persecuciones y todo lo demás, y nos mantuviera entretenidos hora y tres cuartos sentados a nuestra butaca (o a nuestro sofá, ya que hace mucho que estas películas las vemos sólo en la tranquilidad del hogar).

    Crítica de: PADRE FLANAGAN CADIZ (España)

    ResponderEliminar

Comentario sobre esta película...