BUSCAR PELÍCULA

carrusel

Ran (1985) DVD

viernes, 20 de enero de 2017





















Título original
Ran
Año
Duración
160 min.
País
Japón Japón
Director
Guión
Akira Kurosawa, Hideo Oguni, Masato Ide (Obra: William Shakespeare)
Música
Toru Takemitsu
Fotografía
Takao Saito, Masaharu Ueda
Reparto
,
Productora
Coproducción Japón-Francia
Género
DramaBélico | Japón feudalSiglo XVIFamiliaCine épico
Grupos
Shakespeare: El rey Lear 
Novedad
Sinopsis
En el Japón medieval, el poderoso señor Hidetora decide abdicar y repartir sus dominios entre sus tres hijos. El menor considera que la idea es absurda y sólo servirá para causar problemas. Su padre, enfurecido, lo deshereda. Muy pronto descubrirá su error: la ambición hará que sus hijos mayores se enfrenten por el poder en una cruenta guerra. Se inspira en el drama de Shakespeare "El rey Lear".

15 comentarios:

  1. Premios
    1986: 2 premios BAFTA: Película extranjera, Maquillaje. 6 nominaciones.
    1985: Premios César: Nominada a Mejor película extranjera
    1985: Premios David di Donatello: Mejor director extranjero.
    1985: Oscar: Mejor vestuario. Nominada a Director, Fotografía, Dirección artística.
    1985: Nominada al Globo de Oro: Mejor película extranjera.
    1985: Círculo de críticos de Nueva York: Mejor película extranjera
    1985: Premios Independent Spirit: Nominada al Premio Distinción Especial

    "Obra maestra, original adaptación de "El rey Lear" en el Japón medieval. Grande, enorme película"
    Javier Rioyo: Cinemanía

    "Lúcida y violenta, con soberbias interpretaciones, deslumbrante montaje y precisión narrativa"
    Luis Martínez: Diario El País

    ResponderEliminar
  2. hermosa e imprecionante pelicula , una obra maestra, nunca la habia visto. me encanto. gracias oscar por subirla.

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan Daniel, todo un peliculón...

    Saludos.

    ResponderEliminar

  4. ¡Qué bárbaro! ¡Qué gran película! Los paisajes, los escenarios, el vestuario -que se llevó el Oscar de ese año-, el movimiento y las coreografías, los encuadres, esa música bélica de tambores... Todo aderezado con esa ceremoniosidad y parsimonia japonesa que tanto nos descoloca a los 'occidentales' y que tienen un encanto único.

    Una historia de otra época, e incluso de otro mundo, que sin embargo no deja de ser un retrato de la codicia y del egoismo humano; también de la lealtad y del compromiso; es decir, la historia del hombre desde que tenemos memoria; por eso nos parece tan cercana. Basada en la historia de William Shakespeare 'El rey Lear' -en "RAN" tenemos hijos en vez de hijas pero sigue el mismo esquema: prepotencia, mal uso del poder, malas decisiones y malos hijos; encontrándonos a Saburo en lugar de Cordelia-.

    Aunque decae el ritmo un poco mediada la cinta -lógico pues la primera parte es un festín de narración y acción a un ritmo sorprendente; sorprendente dada la aparente lentitud con que se mueve ese mundo feudal japonés -, la película logra un 'crescendo' final impresonante y un cierre maravilloso; una peli redonda, redonda.

    Las batallas son una pasada y los diálogos no tienen desperdicio; la banda sonora es como de otro planeta, sencilla, poderosa, cautivadora, a ratos muda por completo; Kurosawa era un maestro y sabía muy bien lo que quería; tiene grandísimas películas: "Rashômon" (1950), "Yojimbo" (1961)... Pero hay tres particularmente que me fascinan y que me enganchan desde el minuto uno; son: "Los siete samurais" (1954), "Dersu uzala" (1975), y "RAN" (1985).

    - "No llores, no llores Yoami porque el mundo de los hombres es así".

    Conquistas, envanecimientos, traiciones, odios, venganzas, locuras... Espirales de destrucción. Una de esas películas que al terminar de verlas, aunque estés solo, dan ganas de ponerse en pie y aplaudir. Cotrasta la luminosidad del comienzo con la tenebrosidad del final; una joya imprescindible que también descubrí hace muchos años en una de esas madrugadas insomnes y cinéfilas.

    - "Señor, acabó todo, preparaos para morir; yo, Kurogane, os seguiré hasta el fin".


    Abrazos de gol para todos

    (Tormenta de ideas)

    ResponderEliminar
  5. Hola Tormentas, no se puede añadir nada mas...

    Un abrazo fenómeno !

    ResponderEliminar
  6. estamos por verla mi esposa y yo, con tan buenos comentarios ¿como dejarla pasar? saludos a todos desde culiacan sinaloa

    ResponderEliminar
  7. Hola José Ernesto, espero que tu mujer y tu sigan disfrutando de este espacio de cine.

    Un saludo desde Catalunya (España)

    ResponderEliminar
  8. Estimado Oscar:
    Te debo agradecer en primer lugar, porque gracias a este blog me pude reencontrar con mis raices culturales en el cine.
    Kurosawa es uno de ellos. El film es tal lo que hace a Kurosawa un genio... en cuanto a fotografía, puesta en escena, argumento y actuaciones.
    Agrego y disculpame por la transgresión, que pude ver Jean de Florette y Funny Face con Audrey Hepburne...ésta la última la vi con mi madre, de quien heredé el gusto por la comedia musical.
    Un gran saludo

    ResponderEliminar
  9. Hola Gabriel, sin duda y tal como bien comentas, Kurosawa esta en el olimpo de los mas grandes directores...no todo el mundo comparte su cine, pero es indiscutible su calidad !

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Me interesa saber porqué está doblada semejante película, es una blasfemia hacer esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco dos o tres páginas donde ver cine en V.O.S.E. -entre sus pelis encuentras 'RAN'-; no entiendo porque vienen a criticar con las mismas cosas siempre; vayan a esas páginas; pero no critiquen; la culpa es por su ignorancia en moverse por Internet -o por no saber moverse y encontrar-. Hay niños y personas mayores que no pueden seguir los subtítulos; que puñetera manía; ¿Acaso entro yo en la web del 'New York Times' y critico que no escriban en español? Pues esto es lo mismo; ¿Quieres V.O.? Pues busca esas páginas, que sois unos mendrugos, que 'jartura' de gente.

      (Tormenta)

      Eliminar
  11. Kurosawa, como ya hiciera en "Kagemusha", nos ofrece una epopeya épica de samuráis ubicada en el siglo XVI en la mejor tradición del género, rindiéndole un sentido homenaje a sus aspectos más clásicos a la vez que lo desmitifica; "Ran" se emparenta, de este modo, con los contestatarios "chanbara" realizados en los '60 por los directores de la Nueva Ola (así podemos ver a muchos de los guerreros dejando sus espadas para combatir con fusiles o esa secuencia como la de Kaede amenazando con un cuchillo a Jiro). Significativas también resultan las alusiones y metáforas que remiten a diferentes épocas de cambio social para el país nipón, no hay más que atender a las palabras del irascible Saburo hacia su padre ("somos hijos de una época decadente, envilecida por la guerra") o el enfrentamiento entre éste, representante de los valores más tradicionales, contra Jiro y Taro.

    Pero así como el rojo, el negro y el amarillo del fuego componen la sinfonía de "Ran", el director también fusiona múltiples elementos para crear un espectáculo visual sin parangón. La violencia descarnada de los combates se encuentra con la poética propia de la tragedia "shakespeariana" y con la belleza del teatro Noh, una de las formas principales del drama musical la cual integra mímica, canto, danza y un sentido espiritual basado en el budismo zen; cada secuencia de tensión dramática en el film evoca una escena teatral del Noh, con la economía de movimientos en las interpretaciones, la paciencia, precisión y elegancia del estilo y los conflictos de origen divino y existencial como características esenciales.
    El inmenso Tatsuya Nakadai encarna a Hidetora, personaje sacado directamente de una obra Noh (ojo a su caracterización a partir de que enloquezca), incapaz de luchar contra el destino e incluso de suicidarse dignamente, que ha de descender a los infiernos para comprender los errores que ha cometido y el mal que ha causado al mundo; es decir, debe perder el juicio para recobrar totalmente la razón. Le acompañan Akira Terao, Daisuke Ryo y el tremendo Jinpachi Nezu como los tres hijos del daimyo. Mieko Harada aporta la fuerza necesaria a su vengativa Kaede (síntesis de los papeles femeninos de Asaji, de "Trono de Sangre", y la "Mantis" de "Barbarroja"), extremo opuesto a la resignada y dulce Sue, a la que da vida Yoshiko Miyazaki. Impagable, por otra parte, Ikehata "Peter" Shinnosuke como el bufón, único cuerdo en un mundo de hombres locos.

    En el plano técnico, "Ran" es todo un logro cinematográfico: la fotografía de Takao Saito, Masaharu Ueda y Asakazu Nakai encaja a la perfección con la puesta en escena, el diseño de producción, los fastuosos decorados de Yoshiro y Shinobu Muraki y la banda sonora de Toru Takemitsu. Ningún elemento puede sobrevivir sin el otro (por mucho que su título signifique "caos", todo el color, la composición, el sonido y la forma permanece en absoluta armonía en esta obra).
    Compleja, elaborada y sorprendente, aunque no reconocida en su momento, se trata de una de las obras maestras del género de la épica. Kurosawa hace de la soledad y agonía del ser humano un viaje espiritual y ensoñador en eso que transforma la brutalidad y el horror en lirismo y arte; basta con fijarse en el espectacular asalto al tercer castillo, quizás la secuencia de batalla más emocionante y triste jamás rodada en la Historia del celuloide.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Christian, muchos directores han bebido de las fuentes del maestro Kurosawa, está claro su sello personal que le hace merecedor de colmar los primeros puestos en un hipotético ranking de "los mejores directores"

      Un saludo.

      Eliminar
  12. ¡Qué acabo de ver! Seguro así debe sentirse Harold Bloom leyendo a Shakespeare.

    ResponderEliminar

Comentario sobre esta película...