BUSCAR PELÍCULA

Forja de hombres (1938) DVD

martes, 22 de noviembre de 2016





















Título original
Boys Town
Año
Duración
96 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Director
Guión
Dore Schary, John Meehan (Historia: Dore Schary, Eleanore Griffin)
Música
Edward Ward
Fotografía
Sidney Wagner (B&W)
Reparto
,
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer
Género
Drama
Sinopsis
Hoy se crían sin ley en la calle. Mañana estarán en el corredor de la muerte. El Padre Edward Flanagan (Spencer Tracy) se propone romper ese ciclo maldito y entrega su vida y su fe a crear una escuela para chicos marginados que se convertirá en todo un modelo de esperanza.

3 comentarios:

  1. 1938: 2 Oscars: Mejor actor (Spencer Tracy), guión original. 5 nominaciones

    No hay un niño malo, solía decir el padre Flanagan, enormemente optimista a la hora de desarrollar su tarea de educar a niños y jóvenes delincuentes o abandonados. Dicho sacerdote, llamado Edward J. Flanagan (1886-1948), dedicó toda su vida a estos muchachos, en instalaciones inicialmente modestas que se fueron ampliando debido a su éxito hasta la construcción de la celebérrima Ciudad de los Muchachos, en las cercanías de Omaha, Nebraska. En dicho centro, alejado de la sordidez de los tétricos y dickensianos orfanatos de la época, los jóvenes trataban de encauzar su vida bajo la tutela de Flanagan, el cual, para inculcarles sentido de la responsabilidad, les permitía que ellos mismos se organizasen, interviniendo él sólo en los casos más graves.

    Para encarnar al entregado Padre Flanagan no cabe pensarse en un actor más adecuado que Spencer Tracy, arquetipo del hombre afable y bondadoso, pero también seguro y fuerte. Tracy se encontraba en 1938 en lo más alto de su legendaria carrera, siendo uno de los actores más prestigiosos y rentables de aquel mítico Hollywood de los años treinta, y por Forja de hombres habría de lograr un oscar al mejor actor.

    No se puede negar que Forja de hombres propone una visión muy edulcorada de la vida en la Ciudad de los Muchachos (los internos de la misma no sólo no son malos en absoluto, sino que son buenísimos; incluso el personaje que parece más indisciplinado, el de Mickey Rooney, basa su supuesta rebeldía e inadaptación en su condición de comediante), pero también es una muy noble y emocionante exaltación de los buenos sentimientos.

    Crítica de: Juan PG Avilés. Asturias (España)

    ResponderEliminar
  2. Debemos soñar en grande para obtener grandes logros, a pesar de las adversidades hay que seguir adelante para obtener grandes victorias.
    Asì, como el sacerdote de la película. Luchar contra la marea teniendo como escudo protector la divina providencia.
    No debemos temer a las aventuras, lancemos a ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra, bonitas palabras...espero que sigas disfrutando de este espacio de cine.

      Saludos.

      Eliminar

Comentario sobre esta película...