BUSCAR PELÍCULA

El francotirador (1952) DVD-VOSE

viernes, 5 de agosto de 2016








(Petición de Bob)












Título original
The Sniper
Año
Duración
88 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Director
Guión
Harry Brown (Historia: Edna Anhalt, Edward Anhalt)
Música
George Antheil
Fotografía
Burnett Guffey (B&W)
Reparto
Productora
Columbia Pictures / Stanley Kramer Productions
Género
DramaIntriga | CrimenAsesinos en serie
Sinopsis
En San Francisco, Eddie Miller, un modesto empleado, armado con un fusil de precisión mata desde un tejado a cuatro mujeres. A continuación se quema una mano para poder ingresar en un hospital y atraer la atención de los médicos sobre su estado mental.

2 comentarios:

  1. Premios
    1952: Nominada al Oscar: Mejor historia

    Desconocidísima en España, "The Sniper" me parece, indudablemente, una de las mejores películas de Dmytryk, superior a otros títulos suyos muy conocidos, especialmente de su segunda etapa (tras su célebre "colaboración" con el HUAC), mucho menos interesantes que realizaciones más modestas, como la presente, que caracterizaron su labor durante los años cuarenta.

    Esta historia de un psicópata que ha desarrollado un odio exacerbado hacia las mujeres -a las que asesina empleando las tácticas propias de un francotirador- hoy no nos sorprende, pero en su época, y a pesar del ninguneo de espectadores y críticos, constituía un acercamiento verdaderamente original a una problemática de difícil solución, como es la que plantean los asesinos en serie, víctimas a su vez de trastornos mentales. Así, el protagonista de la película es el asesino, y no tanto sus perseguidores, pues lo que interesa es mostrar la incapacidad de Eddie Miller para frenar su odio, lo que le empuja a autolesionarse y a delatarse a sí mismo.

    Las mejores películas de Dmytryk suelen revelar los aspectos oscuros y desagradables de la sociedad estadounidense; ya en "Crossfire" se apuntaba algo parecido al hilo del antisemitismo, y en el presente caso se abunda en el retrato de una sociedad que sometida al miedo, al terror que generan los hechos descontrolados o incomprensibles, reacciona violentamente, buscando venganza en un chivo expiatorio. La tesis del filme es la contraria: el mal, o al menos este tipo de mal, puede prevenirse y tratarse, y los indivíduos que lo perpetran pueden ser salvados de sí mismos, para bien de toda la comunidad.

    Más que por el argumento abordado, la película destaca enormemente en el aspecto formal, en el que Dmytryk alcanza aquí su plenitud como director. Para cerciorarse de ello basta con observar todas y cada una de las secuencias de los asesinatos, absolutamente brillantes; por destacar una, yo señalaría la de la mujer que tras haber intentado un infructuoso acercamiento al asesino en un bar, vuelve borracha a su casa (negociando con dificultad las cuestas típicas de San Francisco), a la que sube, y donde la vemos prepararse para acostarse a través de la ventana. Es entonces cuando el francotirador -a quien no hemos visto pero cuya presencia sí hemos intuido- quiebra dramáticamente la aparente rutina de la escena. También son especialmente reseñables el plano en contrapicado que nos muestra a Miller autolesionándose con los fuegos de la cocina, todo el fragmento ambientado en el parque de atracciones (de un peculiar y acertado sadismo), y la secuencia en que el francotirador mata a un deshollinador que le había descubierto desde las alturas de una chimenea. Son momentos de gran cine por parte de la realización, cuya calidad se mantiene hasta el plano final, del que no diremos nada.

    Crítica de: Quatermain80 Madrid (España)

    ResponderEliminar
  2. buena pelicula, el tema ue trata es muy actual e interesante.

    ResponderEliminar

Comentario sobre esta película...