BUSCAR PELÍCULA

El proceso de Billy Mitchell (1955) HD

jueves, 10 de septiembre de 2015





















Título original
The Court-Martial of Billy Mitchell 
Año
Duración
100 min.
País
 Estados Unidos
Director
Guión
Ben Hecht, Emmet Lavery, Milton Sperling, Dalton Trumbo, Michael Wilson
Música
Dimitri Tiomkin
Fotografía
Sam Leavitt
Reparto
Gary CooperCharles BickfordRalph BellamyRod SteigerElizabeth Montgomery,Fred ClarkJack LordDarren McGavinStephen RobertsWill Wright
Productora
United States Pictures
Género
DramaBélico | BiográficoEjércitoDrama judicial
Sinopsis
Al acabar la Primera Guerra Mundial (1914-1918), cuando la aviación militar acababa de nacer y los aviones sólo servían para misiones de reconocimiento, el General Billy Mitchell vislumbra su potencial destructivo y concibe la idea de transformarlos en bombarderos y cazas de combate. Pero sus superiores se muestran muy escépticos al respecto. Cuando Mitchell emprende una campaña en favor de la creación de un Ejército del Aire, es acusado de traición y sometido a un consejo de guerra. Pese a los esfuerzos del ejército para mantenerlo en secreto, el juicio se convierte en una auténtica bomba informativa. A partir de ese momento, se pone de manifiesto la incompetencia del ejército frente a las ideas de un hombre con una gran visión de futuro. 

2 comentarios:

  1. Está claro que Otto Preminger era un director atípico. Tocaba temas polémicos y controvertidos y, en algunos casos, fue el primero en ponerse tras la cámara para desenmascarar los hechos y presentar la verdad por muy dura y descarnada que fuera. De ahí una cierta irregularidad en su carrera. Cuando se es pionero y atrevido en algo se cometen muchos fallos antes de llegar al éxito final.
    Algo parecido le sucede al protagonista de esta película, Billy Mitchell. Militar de alto rango, amado por sus subalternos y odiado por los mandos superiores con los que siempre se las tuvo tiesas. Un hombre, una idea. Sin uniformes ni cortapisas. Billy Mitchell, cuya historia es totalmente cierta, tras convertirse en héroe de la Primera Guerra Mundial, se enfrentó al aparato militar, especialmente a la Marina, por defender hasta el final la tesis de que el ejército del aire debía ser cuidado y potenciado puesto que las guerras posteriores se decidirían, sobre todo, en la lucha aérea.
    El ritmo de la película es pausado, como toda la obra de Preminger, aunque en esta ocasión, afortunadamente, no se excede en el metraje. Hace un buen uso del Cinemascope. Los diálogos son notables, aunque al centrarse en códigos y leyes militares, terminamos algo confusos y aturdidos. Cooper mantiene el tipo y, aunque su apostura es incuestionable, se le nota demasiado la edad para un personaje que era más joven y, además, muy vigoroso. Rod Steiger está magnífico en una de sus primeras apariciones en pantalla y, a Charles Bickford, le vienen a medida los personajes retorcidos y antipáticos.
    En definitiva, una película interesante que nos cautiva más por la tenacidad e ideas del protagonista que por el resultado global de la misma.

    ResponderEliminar
  2. Fascinante, sublime, así la considero. Claro hay 2 cosas a favor, primero que me gustan mucho las películas de juicios, y segundo mi gusto también por los aviones. De hecho la historia la conocía por que un bombardero USA de IIGM fue bautizado "Mitchell" y es el único avión de guerra que tiene nombre de una persona. además de la numeración típica B-25. Gracias como siempre Óscar.

    Como siempre Otto Preminger inigualable, ¡que bárbaro! éste tío y comparto lo de Rod Steiger, ya desde joven que papelones hacía.

    ResponderEliminar

Comentario sobre esta película...