BUSCAR PELÍCULA

Tres días de amor y fe (1943) DVD

jueves, 23 de julio de 2015






















Título original
Stage Door Canteen
Año
Duración
132 min.
País
 Estados Unidos
Director
Guión
Delmer Daves
Música
Freddie Rich
Fotografía
Harry J. Wild (B&W)
Reparto
William TerryCheryl WalkerSunset CarsonLon McCallisterMarjorie Riordan,Margaret EarlyGracie FieldsKatharine HepburnHarpo MarxPaul MuniMerle OberonGeorge RaftJohnny WeissmullerHelen HayesEd WynnEdgar Bergen,Charlie McCarthyTallulah BankheadKatharine CornellRalph BellamyEthel MermanCornelia Otis SkinnerCount BasieXavier CugatBenny GoodmanGuy Lombardo
Productora
Sol Lesser Productions
Género
ComediaMusicalRomance | II Guerra MundialJazz
Sinopsis
Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Dakota (Terry), un soldado que está de permiso en Nueva York, visita la famosa Stage Door Canteen (título original del film), un local de Broadway donde célebres artistas entretenían a los soldados que volvían del frente. Dakota y sus amigos, Tex (Sunset Carson) y California (Lon McAllister), caen rendidos ante los encantos de Eileen (Cheryl Walker), Jean (Marjorie Riordan) y Ella Sue (Margaret Early). Artistas del calibre de Katharine Hepburn, Merle Oberon, George Raft, Johnny Weismuller, Ralph Bellamy o Harpo Marx llenan el local, en el que actúan las bandas de Xavier Cugat, Count Basie y Benny Goodman. 

1 comentario:

  1. En una época de guerra, las soflamas patrióticas están a la orden del día y no es de extrañar la existencia de una película como esta. Hace falta poco para levantar este tipo de proyectos: una trama básica de manual (en este caso, un romance), soldados de por medio, canciones y una marea humana de cameos (con el bar de soldados de Broadway lo tienes todo, qué sitio tan bien elegido), cameos más bien breves y que solamente destacan por la presencia del famoso de turno (el más triste, cosa curiosa, el de Harpo Marx, que aparece de repente, hace un chistecillo y adios muy buenas).
    Entre medias, soflamas, soflamas y más soflamas (lo de la chica recitando la carta de su novio o hermano en el frente es ya de traca: tras los saludos iniciales y el "estoy bien y tal", el chico comienza a decir lo buenos, valerosos y fuertes que son los miembros del cuerpo de marines, al que pertenece, todo ello recitado por ella con lágrimas de emoción en los ojos... desde luego el chaval ama a sus compañeros de gremio y no pierde ocasión de alabarlos, hasta en las cartas privadas).
    Aunque eso sí, al menos los yankis son educados y de vez en cuando dejan que se pase por el local algún soldado aliado y le dedican unos minutos, unos aplausos y una canción (cuando ves la presentación que le montan a la soldado soviética casi te da pena pensar que en menos de un lustro, esa mujer será vista como el enemigo número uno; cosas de la guerra).

    ResponderEliminar

Comentario sobre esta película...